Santa Maria de Vilamòs Imprimir E-Mail


Torre campanar
 

 

La iglesia de Santa María de Vilamós consta de una planta basilical de tres naves: la nave central y la lateral de medio día presentan bóveda de cañón y la bóveda de la nave norte es de cuarto de círculo. Toda la estructura se sostiene a partir de cuatro pilares circulares y dos cruciformes rematados en un imposta sin decorar. La última restauración ha puesto de manifiesto la configuración de la sillería interior, donde se observa la disposición ordenada y escuadrada de los sillares, muy propia del período románico.

 

En la parte central del muro de medio se encuentra adosada la torre campanario de la iglesia, la cual, juntamente con la de la iglesia de Bossòst, son los dos únicos campanarios románicos que se conservan en el Valle de Aran. La disposición de oberturas y elementos decorativos del campanario de Vilamós es plenamente románica; son ejemplos los ventanales de medio punto adovelados y la decoración lombarda.

 

Ya durante la época moderna se incorporó la cabecera actual, que substituyó la original románica. La portada de acceso al templo, originariamente ubicada en el muro de medio día, se encuentra situada actualmente en el muro de poniente y es de construcció moderna, del año 1816.

 

Encima se colocó el antiguo crismón románico.

 

Uno de los atractivos artísticos más interesantes de la iglesia de Santa María de Vilamòs son las lápidas funerarias romanas, que se encuentran encastadas en diferentes ámbitos murales. Destacan sobretodo las que hay colladas en la torre del campanario y que se observan desde la calle.



Interior de l’església