Sant Andrèu de Casau Imprimir E-Mail


Pica baptismal

 

 

La iglesia de Sant Andrèu de Casau es un buen ejemplo de una de las características del patrimonio eclesiástico aranés: la simultaneidad de diferentes estilos artísticos en un mismo edificio.


La pila bautismal, de mármol gris, es un magnífico ejemplar de iconografía románica, con un marcado contenido simbólico: en la superficie exterior del cubo aparece todo un discurso cristiano que se vale de la simbología de los peces, entre otros, para hablarnos de la regeneración y la inmortalidad del alma a través del sacramento del bautismo.

Otros componentes románico góticos de la iglesia de Sant Andrèu son el Cristo Crucificado esculpido, que encontramos encastado en la parte superior de la portada de entrada y una talla en madera, de la Madre de Dios con el Niño en la falda, datada de la segunda mitad del siglo XIII. A raíz de una reciente restauración se ha podido recuperar integramente la policromía original de la pieza.

El resto del edificio, como hemos adelantado, incorpora elementos de diferentes épocas históricas; así, encontramos la portada de acceso de configuración gótica (siglo XV), la torre campanario, eregida durante el siglo XVIII, como la mayoría de los campanarios araneses; y sobretodo, una magnífica colección escultórica que incluye además de la magnífica casulla y de la cruz procesional del s. XVI, bonitos ejemplares del imaginario religioso de los siglos XVII y XVIII:




Talla de fusta