Sant Martin de Tours de Gausac Imprimir E-Mail


Vista general de l’exterior de l’església



La iglesia de Sant Martin de Gausac es un magnífico ejemplo de arquitectura gótica, un estilo artístico poco común en el Valle de Aran. Se articula en una sola nave, con la incorporación de capillas laterales y encabezada por un ábside poligonal.

 

A pesar de la inusual unidad estilística de la iglesia de Gausac, si que se pone de manifiesto una secuencialidad constructiva que parece arrancar de finales del siglo XIII o principios del XIV hasta llegar a la plenitud formal gótica del siglo XV. A raíz de la intervención efectuada en el verano del 2001, se confirmó la presencia de elementos constructivos pertenecientes a finales del periodo románico.

 

La herencia románica se evidencia en la pila bautismal que encontramos en el interior del templo. Se trata de un vaso cilindriforme donde hay esculpido un discurso iconográfico similar al de las pilas bautismales de Casau y Escunhau. También pertenece al estilo románico la pila de agua bendita que encontramos encastada en el interior de la iglesia, cerca de la puerta de entrada; su decoración se basa en elementos vegetales – tallos y hojas-, muy repetida en pilas bautismales y de agua bendita y que también encontramos en las de Mont, Casau, Escunhau, Begós, etc.

 

La estructura arquitectónica de la iglesia se sostiene a base de pilares de sección semicilíndrica, desde donde arrancan las bóvedas de crucería que cubren el edificio. El ábsis, siguiendo las directrices formales del gótico, es de configuración poligonal. Para finalizar, hay que destacar el Cristo esculpido que encontraremos encastado en uno de los muros del nártex de entrada y que podría proceder del tímpano de la anterior iglesia románica.

 


Pica baptismal